El Gobierno trabaja (de nuevo) para salvaguardar la Banca

deguindosEl ejecutivo español se ha dado prisa en preparar una medida que permitirá que las entidades bancarias devuelvan lo cobrado por las cláusulas suelo (tal y como dictaminó hace unos días el Tribunal de la UE) mediante un sistema de mediación “VOLUNTARIO” al que podrán adherirse (O NO) las propias entidades.

Este procedimiento, que será gratuito para los consumidores (cuando la entidad voluntariamente se preste a ello) permitirá la actuación de una comisión que resolverá las reclamaciones de manera extrajudicial.

Esta medida, que NO OBLIGA a los bancos, permitiría al sector ahorrarse las costas judiciales de las previsibles demandas, ya que habitualmente los tribunales están condenando en costas a los bancos cuando fallan a favor de los consumidores.

Sin embargo, el hecho de que la adhesión a este sistema de mediación sea opcional, deja abierta la posibilidad de que haya entidades que se nieguen a acatar la resolución europea y obliguen a sus clientes a iniciar un proceso de demandas que dilaten la aplicación de una resolución que no tiene marcha atrás.